LAS BRUJAS DE DOS DE MAYO - PART 2 (LUIS IBERICO MÁS - CAJAMARCA)

Otra de las hijas de la bruja envenenada se casó con un gringo con el que tuvieron una hija muy bonita, que no obstante el cuidado y mimo que en ella pusieron sus padres, siem­pre estaba triste y desolada, por lo que su padre decidió viajar a I.ima para comprarte alguna cosa que pudiera contentarla. En la capital le compró dos cofres, conteniendo el uno un co­llar y aretes de piedras preciosas, y el otro un rosario y un libro de misa con tapas de concha de perla con algunas incrus­taciones de piedras preciosas. La hija cuando el padre le en­tregó los regalos, sólo quizo recibir el segundo cofre y al poco tiempo manifestó su intención de ingresar al convento.
Los padres, para no contrariar la vocación de la hija, muy a su pesar sobre todo de la madre, permitieron su incorpo­ración al convenio de las concepcionislas. en donde fue recibida con gran estimación y cariño. Como a los seis meses de no­viciado, una monjita ya anciana enfermó y sintiendo próxima la muerte llamó a todas sus hermanas para despedirse, la últi­ma en hacerlo fue la novicia recientemente incorporada.
La moribunda, con la iniciada hablaron por algún rato, luego de lo cual instantáneamente dejó de existir mientras que ésta quedó trastornada.
I,a madre Superiora queriendo enterarse de lo que habían hablado llamó a la novicia, pero esta nada le respondió y al contrario comenzó a divagar. Días después volvió a insistir has­ta que por fin pudo conseguir que le declarara que la monja le había prevenido que los chilenos iban a llegar a Cajamarca y que deberían asegurar el Convenio para evitar su destrucción.
Tan luego concluyó su relato, la novicia comenzó a escon­der y elevarse por entre los árboles del patio, hasta que en uno de ellos se le enredó los hábitos y perdiendo el equilibrio ca­yo al suelo muriendo instantáneamente.
la historia pertenece al libro de
EL FOLKLORE MAGICO DE CAJAMARCA  de LIUS IBERICO MÁS